El día que le dijeron mongola a mi hija

Alicia Llanas Mi Diario

Era un día cualquiera, llegamos un poco tarde, así que Eva fue la última entrar en el salón, todos estaban sentados y como la maestra le tocaba guardia yo acompañe a mi hija hasta la entrada de su salón, escuché que algunos dijeron “ahí viene Eva!” y todo normal, hasta que escuche dos voces, una de las cuales alcance a ver de quien era y dijo “una mongola” me quedé helada, pero logre decir inmediatamente al niño ¿qué dijiste? y se quedó callado.

Eva no escuchó, y si hubiera escuchado probablemente no hubiera dicho nada porque para ella esa palabra no tiene un significado, pero yo sé que significa, yo sé lo que hay detrás de esa palabra.

¿digo algo?  ¿me quedo callada? es un niño muy amigo de Eva, se conocen ya desde hace unos 3 años, sus papás son muy amables, pero de ¿dónde vino la palabra? ¿por qué ahora?

Vi que la maestra entró a dirección y fui con ella y junto a la directora le comenté lo que había escuchado, estaba tan sorprendidas como yo de saber que habían dicho la palabra mongola.

En mis diez años de mamá de Elías, y tres de mamá de Eva, N-A-D-I-E se había referido a ellos de esa manera, he escuchado lo de “está enfermito” o preguntas de ¿por qué no habla? y no falta que personas en platicas entre ellos se digan “mongolo” pero a mis hijos N-U-N-C-A. Me tomó completamente de sorpresa, fuera de guardia, pero sobre todo con la duda de donde la había escuchado el niño, yo se que probablemente no sabía que significaba, pero la escuchó en algún lado.

A la hora de la salida. ya se ha hecho costumbre que paso por Eva hasta su salón, normalmente está apuntando su tarea y debo convencerla de que ya la anotó toda (aunque no sea así) , vi que los papás del niño estaban ahí, y pensé en decirles algo, pero mejo me quedé callada, quería hablar con la maestra primero.

Cual fue mi sorpresa que la mamá me dijo que la maestra ya le había comentado, y con cara de pena me dijo: discúlpame, mi hijo será tremendo pero jamás insultaría a nadie, menos a Eva.

Hablamos y coincidimos en que son amigos desde hace mucho, y que incluso me dijo que su hijo le ayuda a Eva , y es cierto, estaba muy apenada me dijo que aunque Eva le pegaba de vez en cuando a su hijo y a otros niños (ayyyy mi hija!) esa no era excusa para decirle de esa manera.

Yo le dije que si en efecto Eva les pega, y que estamos trabajando en eso, que no lo tomamos a la ligera, pero que también supiera que ella quiere jugar como juegan los niños, los hombres del salón, porque ella es así de ruda y tosca, pero que como quiera no lo justificamos.

La maestra me dijo que le explico que esa palabra era un insulto, como decir : menso o tonto , que eso hiere los sentimientos de las personas, así que al parecer el niño entendió que no estaba bien decirle así a Eva.

Hable ayer con la maestra de apoyo y me dijo que tanto la directora como la maestra de grupo hablaron y explicaron que esa palabra era ofensiva, y pues todos coincidimos de lo raro que fue ya que son muy bien aceptados. Lo que si me comentó es que a Eva se la han estado llevando a participar en actividades con los niños sobresalientes y que los niños que no están en grupo con Elías y Eva están sorprendidos de que ella sabe leer, así que aun siguen sin saber los alcances que pueden tener, así que creemos que una plática sería buena opción.

Jamás olvidare el ese día, ese momento y ese sentimiento, pero me alegra saber que la gente que está a nuestro alrededor sepa que simplemente no está bien decir “mongolo” ni a Eva ni a nadie.

Y si te queda alguna duda de como refererirte a ella te dejo este link