Recordando a Ethan #Toast4Ethan

Alicia LlanasMi Diario

Hace ya casi un año, un joven con síndrome de Down falleció por 12 dólares

Ethan Saylor fue al cine, iba acompañado por una de sus cuidadoras, al salir de la película, su acompañante fue a buscar el carro, pero Ethan se quiso quedar, el quería verla de nuevo. Al no poderlo sacar del cine, y él no poder pagar la entrada, el gerente del cine llamó a los guardias y estos hicieron uso de la fuerza para someterlo y sacarlo de ahí, lo que término con el fallecimiento de Ethan a los 26 años de edad.

La noticia me indignó, saber que la vida de una persona había fallecido por tan sólo no haber pagado los 12 dólares me parece increíble, y no digo que lo debieron de haber dejado ver la película, no digo que el cine debió de haber tenido consideraciones especiales con el, tal vez lo que hicieron es lo que hubieran hecho con cualquier otra persona, lo que no se vale es que hayan reaccionado de esa manera sabiendo de antemano que tenía una discapacidad.

Lo esposaron, lo tiraron al piso, lo oprimieron de la espalda  ¿en serio?¿ Esa era la solución al problema? Ethan tenía sobrepeso, una discapacidad intelectual y miedo, una mala mezcla en ese momento pues le faltó el aire y falleció. 

Era evidente que Ethan tenía síndrome de Down, sus características físicas eran más que obvias, no era un chavo haciendo vandalismo, era un joven que no tenía el concepto y entendimiento de lo que estaba sucediendo, y nadie pudo hablar con el, no pudieron hacerle entrar en razón, no pudieron hacer por entenderlo, y no tuvieron compasión para saber manejar el momento,  pues estando en el piso gritaba por su mamá. Tan sólo con haber esperado unos minutos a que se calmara, esperar unos minutos a que llegará su cuidadora, la historia hubiera sido diferente. Y No hablo de haber tenido un trato especial, sino de un trato digno.

Hoy Ethan estaría cumpliendo 27 años de edad, y aunque no está en vida para festejarlo con su familia, muchos nos hemos unido para no dejar que su  vida sea olvidada, que su vida y la pérdida de ella no sea en vano. 

No serás olvidado