Elías y Eva jugando

Alicia LlanasMi Diario

Cuando íbamos a visitar a Eva a la casa hogar, llevábamos una bolsa con comida y juguetes, cosas que le pudieran gustar y que nos ayudará a mantener su atención e interacción con nosotros.

Uno de los juegos que empezamos a jugar así por accidente, lo comenzamos a llamar “atrape” básicamente era poner un objeto (normalmente una pelota) y ver quien lo agarraba primero

tal como lo hace en este vídeo con mi esposo

Cuando días después conoció a Elías e intentamos hacer el mismo juego, comenzó a haber problemas, porque las personalidades tan diferentes hacían que uno terminará enojado/llorando/indignado, y el otro con la cara de “ja-ja te gané”

Normalmente Eva era la que ganaba la pelota porque ella es increíblemente rápida, y Elías se quedaba atrás sentado, cabeza abajo indignado porque claro el estaba acostumbrado a que la gente seda ante el, a que la gente se ponga a su nivel, y Eva no estaba dispuesto a hacerlo.

Pero ese juego aun y con los pleitos, entre uno y otro, sobrevivió, a veces les prohibíamos jugar “atrape”, pero ellos insistían en querer hacerlo.

Ayer mientras yo estaba en mi cuarto teniendo un momento a solas (leyendo un libro) ellos estaban jugando en el cuarto de Eva, para cuando acordé estaban jugando “atrape”, pensé oh no va a haber pleito dentro de 5-4-3-2-1….. y nada ….. estaban riendo histericamente

Quería grabarlos, pero sabía que si me iban lo iban a dejar de hacer, así que les grabe el sonido.

No siempre están así, a veces pelean y otras quieren estar cada quien en su cuarto. Pero me encanta verlos jugar, compartir, reír, platicar y sobre todo que se entiendan uno a otro.