Pre-inscripción de Eva a la Primaria

Alicia LlanasMi Diario

Hace poco más de un año, llego Eva a nuestra familia, antes de eso ella no estaba integrada a una escuela regular, y tampoco creo que la casa hogar tuviera muchas ganas de integrarla o al menos no se le veía la intención de hacerlo.

Cuando conocimos a Eva, Agosto 2011 – 4 años

Nosotros sabíamos que Eva tenía la edad necesaria para poder inscribirla en el pre-escolar y siendo ella nuestra hija queremos lo mismo para ella que para Elías, aún sin conocerla era nuestro anhelo que pudiera estar también integrada, y pudiera entrar junto a los niños de su edad a la escuela.

El día que Elías se graduó de la escuela, yo les dije a las maestras del pre-escolar que nos acababan de aprobar como papas de una niña con síndrome Down que tenía la edad justa para iniciar en el siguiente ciclo escolar, el cual iniciaba en Agosto 2011, la directora me dijo que Eva tendría su lugar ahí, que tan pronto estuviera con nosotros la llevaramos a inscribir.

Para muchos quizás fue una decisión apresurada, pues Eva acaba de dejar atrás todo lo que ella conocía como su hogar y su familia, y ahora no sólo estaba en una nueva casa, con nueva gente y nuevas reglas, también había iniciado su educación regular.

No ha sido fácil, y las maestras y los niños son los que se han llevado la mayor parte de trabajo. Eva ha sido bastante complicada en diferentes áreas, pero cada vez va mejorando.

Y yo se que dentro de la escuela ella ha prendido cosas que serían imposibles que yo le enseñara, va más allá de lo académico, sino del convivio diario con niños y con otros adultos. Quizás si fue bastante apresurado, quizás si debimos de haber esperado tiempo, pero le ha servido, de eso no hay duda.

Actualmente cursa 3° de pre-escolar y hoy llene la solicitud de pre-inscripción para la Primaria.

Así es, Eva el próximo mes de Julio, cuando recién haya cumplido los 6 años, se graduará junto a sus compañeros de pre-escolar, para ir hacia una nueva etapa: la primaria.

Y aunque la escuela ya no me preocupa tanto, pues conozco a las maestras, conozco al equipo de la USAER, a los niños, a los papas, la que me preocupa es ella, me preocupa su conducta, me preocupa las idas al baño, me preocupa que se salga de la escuela.

Pero aun tenemos meses para prepararnos para la entrada a la Primaria, tenemos tiempo de seguir trabajando en conducta, en el control de esfinters, en avanzar en lectura y escritura, etc.

Hoy le dije a Eva que si quiere ir a la escuela de “niños grandes” (así le dice Elías a la Primaria) y a ella se le iluminó la cara y con una sonrisa enorme llena de emoción me dijo SIIIIIIIII, le explique que aun falta tiempo, y que cuando sea más grande y cumpla 6 años y se porté mejor podrá ir a la escuela con Elías, creo que eso le emocionará mucho, saber que es grande, saber que va a la misma escuela que su hermano.

Creo que los primeros meses serán bastante difíciles  al menos para mi, pues no me voy a sentir tranquila sabiendo que podría salirse de la escuela (por ejemplo), pero se que valdrá el esfuerzo, se que es algo con lo que ella podrá, se que es algo que con el tiempo aprenderá a respetar tiempos, gente, espacios, etc.

Unas amigas dicen que la integración no es para los débiles (hablando de nosotros los papas) y vaya que lo creo, pero uno tiene que encontrar la fuerza para luchar por que nuestros hijos este ahí, porque tienen el derecho y porque pueden hacerlo.

Así que hoy pre-inscribí a Eva a la Primaria, de no haber llegado a nuestra familia, esta es una de las cosas de las que Eva se estaría perdiendo