Ni halloween, ni día de muertos

Alicia Llanas Mi Diario

Nosotros somos cristianos, y tratamos de educar a nuestros hijos en base a lo que nosotros creemos. Tanto Elías como Eva, disfrutan mucho de ir a la Iglesia, de cantar alabanzas, de adorar, de ir a sus clases, y estando en casa se turnan para hacer oración por los alimentos,  cuando alguien esta enfermo o lastimado, Elías recurre a la oración para pedir sanidad y frecuentemente puedes escucharlos, sobre todo a Elías, cantando alguna canción de las que cantamos en la Iglesia, y eso llena mi corazón de alegría

Pero viene la parte difícil  que es explicarle porque nosotros no celebramos ni halloween, ni el día de muertos, y es que en año anteriores aunque tenía conocimiento de ambos, simplemente los evitábamos  y ya, pero ahora que Elías tiene 7 años, se da cuenta, pone más atención, escucha lo que otros dicen, son cosas que no se pueden evitar.

Desde hace días, el me mencionaba mucho halloween, y la verdad es que no le seguía la platica, cambiaba de tema, pero al salir de clases el lunes llego diciéndome “mamá mañana es halloween” y yo que me quedo con cara de sorpresa y pensé ¿qué le digo? entonces se me ocurrió decirle que nosotros no celebrábamos halloween, que nosotros queremos a Dios, y no podemos querer a ambos, y le dije ¿tu quieres a Dios? y el me contesta “NOOO. Yo halloween!!” vaya había tomado su decisión, y bueno es que seguramente los niños en la escuela han estado hablando del halloween y si le agregamos lo que ve en las tiendas más lo que ve en la televisión, pues claro, el halloween parecía algo bastante divertido

El punto es que no me alarme, se que este tipo de cosas le cuestan entender, si a muchos de grandes nos cuesta, pues imagínate a un niño! y ya no dijimos más.

Todos los días por las mañanas, los niños se despiertan a las 6:45am ven un capitulo de pocoyo y luego comienza la rutina de prepararse para ir a la escuela, entre que todos nos arreglamos, pongo las noticias para ver el clima y si hay alguna novedad, pues Elías escucho que era halloween, y ademas vio a los niños disfrazados de vampiros, diablos, etc pero no dijo nada, así que yo no dije nada

Cuando íbamos camino a la escuela, como cada día vamos platicando del clima, de la escuela, de como se va a portar, y de que día es, a lo que le me respondió: hoy es halloween.

Íbamos a mitad de camino, y tenía que idear como explicarle.

Le dije: Elías tu sabes que vamos a la Iglesia, verdad? y que le cantamos a Dios y hacemos oración a Dios, verdad? es porque nosotros queremos a Dios, a Jesucristo. Hasta ahí el me iba contestando con un SI  a todo

Luego continué  el halloween, no es de Dios, es una fiesta del Diablo, que es malo, y el no se lleva con Dios. El bien y el mal no pueden estar juntos. Tu tienes a Jesús en tu corazón, y no quieres que el Diablo este en el tuyo verdad? a lo que me dijo que NO

Ok Elías, entonces, tu viste las noticias, ahí había vampiros, monstruos, fantasmas, esos son malos, son del Diablo, y me dice el “mucho miedo” y le digo, pero no debes de temer, porque Dios es más fuerte, que todos esos y el siempre te va a cuidar, y le cambio su cara a felicidad

Después de esa plática el sólo decía halloween no.

Ahora trate de explicarle el día de muertos igual, así que creo que entendió.

Sinceramente hoy no lo iba a mandar a la escuela, pero termine por hacerlo, pues al final vivimos en un mundo diverso de culturas y creencias, y tiene que aprender a convivir en esta diversidad. Y el tendrá que ir aprendiendo lo que es bueno y lo que no.