día 8 – Todas las personas con síndrome Down son iguales

Alicia Llanas Información

Por alguna extraña razón pensaba que todas las personas con síndrome Down eran iguales, no se, quizás porque yo tenía una imagen de alguien chaparrito, medio gordito, muy blanco, cabello lacio, con lentes. 
Pero ya siendo mamá de Elías, me doy cuenta que  no son iguales, y claro, suena ilógico pensar que sean iguales, pues es como decir que todos los mexicanos somos iguales, o que todos los chinos son iguales.

Tradicionalmente los pares de cromosomas se describen y nombran en función de su tamaño, del par 1 al 22 (de mayor a menor), más el par de cromosomas sexuales. El cromosoma 21 es el más pequeño, en realidad, por lo que debería ocupar el lugar 22, pero un error en la convención de Denver del año 1960, que asignó el síndrome de Down al par 21 ha perdurado hasta nuestros días, manteniéndose por razones prácticas esta nomenclatura.  

El cromosoma 21 contiene aproximadamente el 1% de la información genética de un individuo en algo más de 400 genes, aunque hoy en día sólo se conoce con precisión la función de unos pocos.” – wikipedia

A lo que quiero llegar es que 46 cromosomas vienen de los papas, eso quiere decir que la persona con síndrome down, se parece más a los papas o la familia de los papas que propiamente a otras personas con síndrome down

Hay rasgos que el síndrome Down puede ocasionar  y que haga que se parezcan entre unos y otros, PERO al final se parecerá más a su propia familia.

Cada persona con o sin síndrome Down es única e irrepetible.

Cada persona con o sin síndrome Down, tiene sus propias habilidades

Cada persona con o sin síndrome Down, tienen sus propias características