Actrices con síndrome down en Glee

Alicia Llanas Información

Creo que no lo había dicho pero soy una fanática de GLEE, así es, tengo 28 años y medio y me gusta un programa para adolescentes.

Cuando comencé a ver promocionarles de ese nuevo programa que iba a pasar por FOX me llamó mucho la atención, quizás por la música, quizás por el baile, o un tanto quizás por el hecho de que se veía como un programa diferente a los que he visto.

Desde el primer capítulo me quede enganchada. La historia pintaba para ser buena, la música igual, así que sería un programa que definitivamente vería cada semana.

Y luego fue cuando supe de Becky Jackson.

Para los que no ven GLEE, Becky Jackson es una muchacha que cursa la preparatoria y que quiere ser porrista y lo logra, primero como ayudante de la entrenadora, después incluso hasta jefa de porristas.

Cuando Becky Jackson fue a la prueba digamos que no fue la mejor porrista del mundo, no hizo maromas, ni saltos sorprendentes, sólo brincó la cuerda, y la verdad es que tampoco logró saltarla muy bien y la entrenadora le dijo que lo había hecho mal y la hizo llorar. Cuando se le cuestionó la entrenadora porque había sido tan cruel, ella respondió que si lo que querían era igualdad o trato especial, y es que Becky tiene síndrome down.


Luego nos enteramos, que la entrenadora tenía una hermana también con síndrome down, la cual estaba en un hospital/asilo donde vivía y era atendida, a quien iba a visitar frecuentemente y quien falleció temporadas después (el capítulo estuvo muy emotivo)

Cada que sale un capítulo no me lo pierdo, no sólo por la trama, sino por ver si sale Becky Jackson.

Y me encanta por que quizás muestra una imagen más real de lo que es una adolescente con síndrome down,  Si! yo se que es ficción, pero es importante decir que “hay muchas Becky’s allá afuera en el mundo real” y que con el apoyo adecuado puede sobrevivir y pasarla bien en un lugar tan aterrador como la preparatoria. Y lo que más me gusta es que no se resalta el hecho de que tenga síndrome down, simplemente es un personaje más. No han necesitado una gran explicación para decir y transmitir el mensaje sino lo hacen con cada pequeño detalle, con cada aparición, y uno se da cuenta que Becky es una persona más, importante como cualquiera, tan importante como para dedicarle un personaje.

Este jueves se estrenó en Estados Unidos la nueva temporada y muchos fanáticos estaban estábamos esperando el estreno, pero también muchos de nosotros  (papas de niños con síndrome down) estábamos ansiosos por conocer a la nueva bebé de la entrenadora de porristas (en la temporada pasada estuvo embarazada y dijeron que la bebé iba a tener también síndrome down)

Gail Williamson, junto a Lauren Potter, Robin Trocki, y la bebé Jordyn Orr

Aunque la escena donde sale Robin (la bebé) fueron de tan sólo unos segundos, lo genial fue que en ningún momento se dijo “ella es mi bebé y tiene síndrome down” simplemente se presento a la audiencia a una bebé,  que es el amor de su vida, y que necesita cambio de pañales y que le gusta que le canten. Mencionó que el nombre de Robin significaba “esperanza” y “días de primavera” y como dijo Diane de IDSC en un artículo de wetpaint “Los bebés traen nueva esperanza a los padres. Un bebé con síndrome down no  es diferente”

Yo seguiré viendo Glee, y los invito a que si no lo han visto lo vean, porque vale la pena, poder ver momentos como este:

o este:

que al menos para mi como mamá de dos niños con síndrome down, es motivador, me da esperanza y puedo soñar que quizás pueda ver a mis hijos así un día, no actuando, sino viviendo una vida llena de oportunidades, llena de momentos que algunos creen  que no merecen vivir por tener síndrome down