felicidades Elías, te lo ganaste!

Alicia Llanas Mi Diario

Ya esta por terminar el ciclo escolar, queda un mes y medio aproximadamente.

Este ciclo escolar, lo comencé dudosa y con mucho miedo, había escuchado tantas historias de mala atención de las maestras de grupo e incluso de las mismas maestras de apoyo y de los directores de primarias, y ni hablar de los niños y padres, que entenderán como me sentía cuando inició el ciclo.

Después del duro inicio escolar, pensé que quizás le estábamos exigiendo demasiado a Elías, que quizás la carga era muchísima, pero aparentemente yo era la única que pensaba así, pues Elías no sentía ese mismo aire de derrota que yo, y por eso lo admiro

Admiro que cada mañana aun y con la fastidiosa de su mamá, el se levanta animoso para empezar un nuevo día.

Admiro que el va en el camino diciéndole “buenos días” a las personas aun y cuando yo le digo que no debe de hacerlo, pues no los conoce.

Admiro que el entra a la escuela, como si fuera el dueño del lugar. Saludando a medio mundo, recibiendo abrazos, saludos, miradas y sonrisas de todo mundo (niños y adultos)

Admiro que aun apesar de que hubo gente que quizás pensó que el no podía, aun y que hubo gente que no lo quería en la escuela con sus hijos, el no se dejo vencer y les esta demostrando que el puede.

Admiro que el dentro de sus limitaciones se sabe campeón. Yo aun como adulta me cuesta intentar cosas porque se que no puedo o porque me voy a equivocar, y Elías, nos muestra minuto a minuto lo que es ser perseverante.

Este año ha sido complejo, pero gracias al apoyo de la USAER (Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular) y gracias a las ganas de la maestra de grupo de sacar a Elías adelante (como a sus demás alumnos), estamos por terminar primero de primaría.

Tengo que reconocer que Dios es el que nos puso en el lugar adecuado, porque realmente la gente de nuestro alrededor es maravillosa.

Desde que Elías volvió a tomar sus clases el turno completo, la mayoría han sido días buenos, hay días donde no se porta nada bien, y no logramos saber porque, pero en general ha tenido éxito. Toma sus clases con sus compañeros, además tiene tiempos donde el trabaja sólo con la maestra de apoyo, porque al final y al cabo el necesita ese extra, como muchos otros niños más.

Elías presenta igual que sus compañeros, sólo que quizás a el le tome un poco más de tiempo, a el le ayudan a leer (desconozco como se maneja el examen con los demás) y el examen es adaptado.

Ayer fui a recoger las calificaciones del cuarto bimestre, después de haber pasado por diferentes situaciones este ciclo escolar, al ver el resultado supe que vamos realmente por buen camino, porque una cosa es que uno como mamá vea los avances y logros de su hijo, pero otra cosa es que los demás lo vean plasmado en un examen, en una calificación

Y me encanta el hecho de que le permitan no sólo llenar un lugar (porque muchas escuelas lo hacen), sino que realmente estén dedicados a enseñarle, y que busquen como hacerle, y como llegarle, y como ganárselo, porque se como es mi hijo como estudiante, y una vez que le hayas el modo, con un poco de sobornos  motivación puedes lograr mucho con el

Ahora ok le fue bien el examen, le fue bien en las calificaciones, pero sinceramente no me esperaba esto

JAMAS en mis siete años como mamá de Elías pensé que esto fuera posible, al final tengo un hijo con discapacidad intelectual, me hice a la idea de que el JAMAS iría a la par de sus compañeros (y no lo va en algunas cosas en otras si), me hice a la idea de que pues el iría y quizás aprendería algunas cosas en la escuela, pero JAMAS imagine que realmente le enseñarían, y que realmente el lo aprovecharía, y que realmente lo tomarían en cuenta. Gracias Dios por mostrarme cuan equivocada estoy.

Así es, Elías saco diploma! y se me hacía como que no valía, pues no es exactamente el mismo examen de los demás compañeros, ni ha tenido exactamente la misma carga de trabajo y tareas que sus demás compañeros.

Por un momento no le dí mucha importancia a ese diploma, pero luego recapacite, pues hace 8 meses cuando entramos a la primaria, Elías no sabía leer las 23 palabras que sabe hoy, no reconocía números más que el 1 y 2, ni mucho menos sabía sumar/restar, no podía hacer secuencias, no podía escribir muy bien, su lenguaje era poco entendible, su conducta no era muy buena, por así decirlo teníamos todo para poder haber dicho : esto (escuela regular) no es para nosotros.

Y ustedes vieron las fotos de arriba, es su examen, es el reflejo del trabajo que se ha hecho con el en conjunto (familia,escuela,usaer,centro down) este año, especialmente estos últimos 6 meses. Así que no importa sino fue el mismo examen, sino fue la misma carga, si el no va a la par de sus compañeros, Elías se lo gano! aguanto la presión y trabajo mucho, quizás no consciente de la situación, pero esta superando el gran reto de la integración escolar.

Ahora me siento un poco más optimista para los próximos años, estoy consciente de que cada año traerá su reto, y cada año se irá poniendo más difícil, pero paso a pasito ahí vamos.