¿El Síndrome Down es hereditario?

Alicia Llanas Información

Quizás muchos de nosotros padres, tíos, primos, hermanos {familiares en general} de una persona con síndrome down, llegamos a tener ese miedo.

Si ya tuve un hijo con Síndrome Down ¿pudiera tener otro? La respuesta en la mayoría de los casos es NO.

Cuando nace el bebé con síndrome down, se les manda a hacer un estudió genético que se llama cariotipo. Este examen consiste en un cultivo de células y cuando te dan el resultado viene que tipo de sindrome down (trisomía 21) tiene el bebé

Hay tres tipos de síndrome down: regular (95%), mosaico (1.5%) y translocación (2.5%). Siendo este último del cual PUDIERA dar como indicio que tanto como la madre o el padre pudiera tener un componente hereditario para que se de el síndrome down

Pero lo más importante de la trisomía por translocación es que el padre o la madre se comportan como portadores: ellos no presentan la trisomía; pero es posible que se puedan repetir en más óvulos o espermatozoides y, por una parte, transmitir esa anomalía a otros hijos que también serían portadores, y por otra, tener más hijos con síndrome de Down.

Por eso es importante que si el cariotipo del bebé con síndrome de Down demuestra tener una translocación, los papás y los hermanos se hagan también cariotipo para comprobar si alguien es portador.

———————————————————————————————————-

Aun así conozco casos donde los niños tienen trisomía por translocación y ninguno de los familiares es portador. Así como niños que tienen trisomía regular {no hereditaria} y aun así tuvieron otro hermano con síndrome down.


La genética es complicada, y no puede ser más que algo divinamente creado y pensado por Dios.

Después de que Elías nació, una prima tuvo un niño con Síndrome Down. Quizás para familiares pudiera ser preocupante esto, quizás pensarán que algo debe de haber en la familia. Yo no se el otro primito (creo que también es regular o mosaico, no estoy segura) , pero Elías tiene trisomía 21 regular. ¿Que significa? que ni Felipe, ni yo somos portadores de la trisomía, osease que ni mis papás, ni los papás de Felipe son portadores, osease que en la genética de la familia no somos portadores del sindrome down, osease que simplemente fue un “error” genético que dio como resultado una maravilla de niño.

Recuerdo que alguna vez yo también tuve miedo de tener otro niño con síndrome down, o con alguna discapacidad en general {tantas que hay} pero un día le deje esa preocupación a Dios, y le dije que el mejor que nadie sabía a quien necesitábamos para completar nuestra familia, y de hecho si nos quedabamos así con Elías estabamos más que genial. o incluso bromeábamos en adoptar un niño sin discapacidad y que  ya no usará pañal, sería más sencillo ¿no? y 6 años después aquí esta Eva, una niña también con trisomía regular {sindrome down}

Dicen que tener un niño con síndrome down es como ganarte la loteria, que muy dificilmente te volverá a tocar. Creo que si realmente lo vieramos como un premio de loteria, quisieramos ganarlo otra vez 🙂 ¿no?