faltan 6 días…..

Alicia LlanasMi Diario

faltan tan sólo seis días para que Elías cumpla SIETE años!

En honor a este cumpleaños haré una cuenta regresiva. Cada día podrán ver muy resumido como ha sido cada año de su vida.

comencemos!

El 21 de Febrero del 2005, llego a este mundo Elías pensando 3.200 kgs y midiendo 47 cms.

Yo creo que hubo varios factores por el cual yo, como mamá, no sentí que era el peor día de mi vida.

1-. Mi embarazo fue complicado sentimentalmente, no fue deseado, buscado, ni anhelado. ¿accidente? para Dios no creo. Pero desde el momento que supe que estaba embarazada ame a ese bebé, le prometí que lo cuidaría, lo protegería, lo amaría siempre, apesar de todo.

2-. Mi esposo. Horas después del parto, Felipe llego al cuarto y me dio la noticia. La manera en que lo hizo, el que pudimos hablar toda esa tarde y noche sobre la situación y de lo que podíamos hacer y que no, me hizo sentir seguridad. Meses atrás cuando supimos que estábamos esperando un bebé el me dijo : “no pasa nada, todo va a estar bien” y ese día me lo estaba volviendo a decir.

Dios me hablo através de Felipe, y sentí esa paz que sólo puede venir del Señor.

3-. Nuestra familia y amigos. TODOS los que estaban con nosotros esperando la llegada de Elías, sin excepción alguna nos felicitaron y se alegraron de la llegada de Elías. No recuerdo a ver visto una cara triste porque Elías tuviera sindrome down, si lo pensaron no lo hicieron en frente de nosotros. Por lo cual estoy muy muy agradecida.

Y como dijo un amigo cuando le dimos la noticia del síndrome down “¿y? como quiera va a tener unos tios muy consentidores!” así ha sido Elías muy querido y muy consentido.

4-. El ginecólogo, el personal del hospital Ginequito, todos tuvieron una atención excelente con nosotros, con Elías, no tengo queja alguna de ellos. Se movieron, e hicieron todo lo que se necesitaba hacer.

algunas de las primeras visitas en los primeros días de nacido.



¿ Cómo fue el primer año de vida ? 

El primer año de vida de Elías realmente paso sin mayor contratiempo, nos dedicamos a amarlo, cuidarlo, jugar, cantar, enseñarle todo lo que estaba a su alrededor, jamás pensamos en dejar de ir a algún lado porque tenía sindrome down.

A los seis días de nacido lo presentamos en la Iglesia, al mes sonrió, a los 45 días empezó estimulación temprana, todo lo de motricidad gruesa tardo, eso de que hacen todo a su tiempo, con el realmente fue muy a su tiempo. El tenía la fuerza para lograr las cosas, pero nos dimos cuenta que a el no le gustaba intentar mucho, una vez dos veces si no podía mejor ya no lo hacía, pero un día lo haría y ya, sin necesidad de mucho esfuerzo de su parte. Un día a los 6 meses simplemente rodó y a los 11 meses se sentó

Elías ha sido muy sano, gracias a Dios, ninguna operación, ninguna visita al doctor más que las mensuales.

Saco los genes de su papá y desde muy pequeño demostró interés por la música.

Este es Elías en fotos el primer año de su vida: