puro virus en esta casa

Alicia LlanasMi Diario

Estos días hemos estado enfermos

Todo empezó el viernes pasado después de la merienda. cuando Elías se levanto empezó a temblar, yo pensé que estaba jugando pero me decía que le dolía el estomago, luego cuando lo cargue pensé que se le iba a pasar, lo volví a bajar y seguía temblando, okkkk quizás tenga fiebre, le tome la temperatura y esta en 36° nada fuera de lo normal, además al tocarlo se sentía bien, pero seguía temblando, así que nos subimos, pero Elías no quizo caminar decía que le dolían las piernas, total lo subí cargando! 18 kilos!!

lo acosté, busque una medicina, mientras Eva con cara de preocupación le tocaba la frente, fue cuando le volví a preguntar que le pasaba y me miró con cara de tristeza, y soltó el llanto señalando la cabeza me decía ‘aquíii” ay noooo que le digo a Eva que corra por sus zapatos, se los pone, le pongo a Elías los de el, agarro mi bolsa, mientras cargo a Elías, le hablo por celúlar a mi suegra y no contesta, a Felipe y no logran salirme las palabras sin llorar, ayyyy soy una sentimental, pero es que nunca había visto así a Elías hasta pálido se puso, se le veían los labios de otro color y hasta quería vomitar, total , cargándolo y diciéndole a Eva que camine rápido, nos vamos a la avenida (a media cuadra) y espero que pase un taxi, ¿porque cuando necesitas un taxi no hay? okk no se como me vería el taxista pero manejo muy muy rápido, minutos después llegamos a la clínica y entramos por urgencia, ahora viene lo chistoso, cuando la doctora vio a Elías el estaba como si NADA de hecho hasta corriendo. GRACIAS! total sólo se le veía mocos e infección en la garganta, y 20 minutos y 800 pesos después íbamos saliendo de la clínica. Gracias a Dios no fue nada, más que el tremendo susto que me dió!

Luego le siguió Eva, luego Felipe y para rematarla yo!!

Desde la semana pasada habían anunciado que haría frío, así que me preparé mentalmente para pasar los días en casa esperando a que la gripa e infección mejorará, así que aquí estamos en el tercer día sin escuela, sin salir de casa, con un caos de juguetes por todos lados, risas, gritos, llanto, baile, ruidos de 4 pies corriendo de un lado a otro, medicinas, accidentes y mucho papel y kleenex, como que anunciando que me prepare! porque dentro de una semana más salen de clases a las vacaciones de invierno, y predigo que habrá mucho más caos, mucho más ruido, mucho más deseo de volver pronto a clases 😉