menos preocupaciones!

Alicia LlanasMi Diario

Elías caminando con su amiga J rumbo a la escuela

El martes al salir de la escuela oí a una compañera de Elías que le decía a su mamá de la tarea, yo ví que Elías no traía ninguna hoja en mano, así que pense la trae en la mochila, que positiva no?. Pues llegamos a la casa abrí la mochila y no estaba la hoja de tarea, ni tampoco la lapicera con sus colores, lapices, sacapuntas, borrador, tijeras etc…. ay no! ya lo perdió!

Tengo que hacer una pausa para explicar que, aquí los niños NO dejan nada en el salón de clases, tienen que cargar con todo en la mochila!, porque? pues porque las escuelas son de doble turno, así que saliendo el turno matutino, media hora después llega el turno vespertino.

Ok no había nada que hacer, más que esperar al día siguiente. Ayer en la mañana al llegar a la escuela fui con la maestra y le pregunte, y me dice, sí aquí esta! ufff que alivio, sucede que Elías lo dejo tirado en el piso junto con su lonchera. Tenemos que prácticar eso en casa, usas algo y lo guardas en tu mochila!

Cuando fui a recogerlo a las 12:20, Elías llego corriendo conmigo, le abrí la mochila y veo que si estan la lapicera, y veo que hay otra libreta (aparte de las siete libretas que tiene que llevar todos los días) voy al salón a preguntarle a la maestra y me topo la fila de niños de segundo y que comienzan a gritar: hoooolaaaaa Eliiiiaaaaas!!! Eliaaaaas!!!!! adiooooosssss!!! hasta mañana!!! y luego unas niñas se acercan y le preguntan a Elias que si le gusto la pulsera que le regalaron… ayy Dios! no se que pulsera, ni donde esta! pero luego las niñas me dicen emocionadas: Elías ya habla más!!

fiuuufff mi corazón de madre sintió un gran alivio en ese momento.

Ya al hablar con la maestra del salón me dice que la libreta es con la que va a estar trabajando la maestra de apoyo.

Sali del salón y me tope con la maestra de apoyo y me dijo que a Elías ya se le había quitado lo tímido, que plática mucho y que estuvo jugando con el “piedra, papel o tijera” algo que trae ultimamente. Que los niños lo adoran y lo siguen mucho, así que no me preocupara.

En la tarde nos pusimos a hacer la tarea de ‘apoyo’ que sólo eran trazos verticales. Y en la tarea que dejo la maestra de grupo:

Yo le escribí en una hoja su nombre en mayúsuclas, por que así no se lo sabe y el lo copió abajo y el busco las letras sólo