Semana de mucha gripa

Alicia LlanasMi Diario

Vivimos en Monterrey, donde en cuanto al clima hay un dicho “febrero loco, y marzo otro poco”. Realmente este invierno fue muy loco!! especialmente enero y febrero, hemos pasado de tener temperaturas bajo cero a casi los cuarenta grados!! Hay mucha gripa y tos, por todos lados!

Elias es muy sano, quizas no hablo mucho sobre salud y problemas de salud en niños con síndrome down, porque Elías es muy sano, cuando hay cambios de clima muy bruscos como los que hemos tenido últimamente comienza el lagrimeo y los moquillos. Esta vez no fue la excepción, toda la semana pasada trajo moquillos y lagrimeo, unos días mucho otros días poco, pero ayer ya de plano amaneció con fiebre! oh oh ! eso no sucede con Elías, es raro que le de fiebre, así que le dimos tempra muy tempranito, y a ponerle toallitas humedas en todo el cuerpo, para las 9:30 que ibamos saliendo a la Iglesia ya estaba muy bien! así que bueno no había de que preocuparse. En la iglesia anduvo, jugando y corriendo, como si nada!

pensé que lo de la fiebre ya había pasado, así que como de costumbre, cada domingo salimos a comer con unos amigos, y este domingo no fue la excepción, y ya estando en el Peter Piper Pizza, otra vez! empezó con que no quería comer, luego no quizó ir a jugar, y quería que lo cargaramos y quería dormirse, así que nos regresamos a la casa a darle una vez más tempra, y ponerle toallitas humedas en todo el cuerpo,

En la noche salimos a casa de los abuelos para despedir a su tío que había venido de visita el fin de semana, y que se vuelve a poner mal, ahora con 39.4° así que directamente al agua, después de un rato de llorar poque tenía frío, y de pedir que lo cargara para dormir, se quedo dormido, llegando a la casa una vez más los medicamentos, más toallas humedas y simplemente a esperar a que le bajará la temperatura.
Total, la noche la paso muy bien, y ya sin temperatura. Hoy en la escuela tenía la toma de fotografía para su graduación (aún falta mucho, pero quisieron hacerla antes) así que llame para preguntar si estaba bien que lo llevará sólo para la foto, y me dijeron que su grupo iba a ser el primero, así que en menos de 15 minutos rompimos record, paso de estar dormido, a estar cambiado, con su uniforme (recien planchado), y en la escuela!
Ya ahí, listo para tomarse la foto ….
Ni tiempo me dió de ponerme nostálgica, ni emotiva, jajaja, gracias. 🙂
En fin, a descansar…….