una montaña rusa

Alicia LlanasMi Diario

Hoy tuve la junta con la maestra de apoyo por la mañana, no me dijo nada nuevo, sin duda, estoy conciente de que Elías sabe mucho pero no lo demuestra, también se que tiene muchos problema de comportamiento, y también se que esos problemas no le ayudarán para cuando entre en primaria. Tambien se que el lenguaje, lo poco, no lo demuestra estando allí, y que Elías es una persona que no da su brazo a torcer. Total, desde inicio de clases el comportamiento y lenguaje eran las preocupaciones, y siguen siendo, y se le agregan otras más.

Y estuvimos hablando así, sobre todo de lo que no se logro este año, y lloré, ajá pocas veces se me salen las lágrimas, pero no sólo fue así, sino que ni podía hablar del sentimiento de impotencia que me da el no poder ayudarlo a superar sus miedos dentro de la escuela, por no poder ayudarle a que sus sonidos se acomoden para formar las palabras adecuadas para comunicarse.

En fin, realmente me agüite, pero hice lo que se debe hacer, orar… y Dios es rápido en contestar.

Salí del kinder, e iba a hacia el Centro Down, para su último día de clases, y me tope con una maestra de educación física, además maestra de natación, además ha trabajado con niños con necesidades especiales, y bueno me encanto platicar con ella, porque me dió ese recuerdo momentaneo del gozo que me da mi hijo. Además se abrió una puerta, una posibilidad para un futuro, porque aun no se que vaya suceder con las clases de natación a las que esta yendo ahorita, pero se que conocer a esta maestra no fue casualidad, se que es para algo, per aun no lo se

Luego al llegar al Centro Down, tuvimos una plática con la directora, vienen cosas muy interesantes, y proyectos nuevos, aun no puedo decir más, pero una vez más Dios uso a la directora del Centro Down, para darme ese ánimo que hoy necesitaba

Y hoy Elías tuvo su tarde de trabajo, donde lo vi trabajar, bueno no quizó, pero la maestra Laura me dijo que Elías normalmente es muy participativo, normalmente es el primero en levantar la mano, etc, me recordo muchas de las cosas buenas que tiene Elías, sobre todo de eso que el tiene para llamar la atención de la gente, eso que nosotros sabemos que es la gracia del Señor,

En fin, que día, hoy fue uno de esos donde se me nubló la mente, y por un momento me caí y no me quería levantar, o más bien no me sentía con muchas fuerzas, pero el Señor me recordó que no estoy sóla, y me dio varios apapachos atraves de varias personas