En casa por gripa

Alicia LlanasMi Diario

Es muy raro que Elías se enferme, en serio, casi no escribo de esto, porque realmente Elías casi no se enferma. No recuerdo cuando fue la última vez que Elías se había enfermado. Es más en los niños con Síndrome Down es común que traigan algo de congestión nasal, y aun así tiene rato que Elías andaba sin esa común congestión.

Pues ayer Elías comenzó a ponerse ronco, pero no traía moquillos, ni flemas, ni siquiera estornudó, no toció, ni tenía fiebre, así que pensé que simplemente era porque había estado gritando mucho.

En la noche se despertó llorando, fui a verlo y había vomitado … mucho… pobre! lo limpié, lo cambié de ropa, le lave la cara y las manos, quite las sabanas, cobija y todo lo demás, saque el nebulizador, y estuvimos así un rato, quería dormirse, pero no podía, cada vez que se acostaba se volvía a levantar porque no podía respirar.

Así que me acosté con él, pero aun así no podía, total se pudo acomodar, medio sentado, con su cabeza en mí, hasta que se durmió, me quedé con él toda la noche por si acaso, pero después ya durmió tranquilo hasta hoy en la mañana.

Elías casi no se enferma, y verlo, como lo ví en la noche, no me gusta.

Mi suegro vino a checarlo, y anda bien, sólo trae inflamada la garganta, y tiene moquillos, así que sólo con antifludes, y le estoy haciendo las nebulizaciones.

Y como la SEP no quiere niños con ‘mocos’ en clases, pues hoy se quedo en la casa.