Invitado: Felipe

Alicia Llanas Invitado del Blog

Antes que nada una disculpa por que el invitado del viernes, escribió el sábado y ya tarde, tuve algunos problemillas para poder escribir.

Habiendo dicho lo anterior creo que lo que sigue es presentarme, soy Felipe, esposo de Alicia y papa de Elías.

En este blog, Alicia habla mucho de lo que hace con Elías y de los resultados que tiene, pero se habla poco del carácter que tienen que tener los padres para enfrentar una situación, que no necesariamente es desafortunada. Simplemente es la decisión de educar, criar, cuidar y amar a un hijo.

Entonces no depende de las características de los hijos sino de las características de los padres, lo que hace hijos exitosos y principalmente felices, quiero hacer una aclaración, ser exitoso no es ir a la universidad, ni ganar muchísimo dinero, sino la realización personal y el cómo cumplimos el propósito de nuestras vidas. Al menos esa es mi definición, tengamos cuidado a la hora de definirles el éxito a los hijos, por que como cachorros esa va a ser su presa, pero hay algunas presas, que matan, hay que ser cautelosos de lo que perseguimos.

Doy clases en la iglesia a un grupo de jóvenes, los papas piensan que son así porque están pasando por la adolescencia o porque simplemente son rebeldes. Les doy la noticia de que es el tiempo en que más se parecen a sus padres, por qué?!?!, estarán diciendo, nooo, yo no era así a los tales años!!!, pues están enfrentando los mismos problemas existenciales y de identidad que nosotros pero ahora de la manera en que se les enseña en la casa.

Entonces si el joven grita y patalea, que creen que haga el papa cuando el jefe lo regaña?, si la muchacha exige y menosprecia, que creen que haga la mama cuando se pelea con su marido? Recordemos, los hijos son una copia exacta de cómo somos, es cierto tal vez ya les pudimos pagar mejor educación y lujos, pero a la hora de enfrentarse a problemas ellos responderán igual que nosotros. Enseñemos siempre la mejor manera.

Como enfrentamos la noticia de cuando nos dijeron que nuestro hijo tenía una discapacidad? Lloramos, menospreciamos, pataleamos, exigimos respuestas? Un ejemplo absurdo pero que al final ilustra el punto, imaginemos esta conversación.

Doctor: sres… pues tengo que darles una noticia, su hijo… tiene el pelo chino
Mama: qué?! (Lloro inconsolable)
Papa: está seguro? No será que simplemente el foco de la incubadora se lo enchino poquito?
Doctor: no… ya lo corroboramos y tiene todo el pelo chino
Papa: porque a mi Dios!
Mama: el nunca va a poder ser modelo!!! Que vamos a hacer!

Se oye muy chistoso verdad, porque todos estamos pensando, pues eso se arregla fácil! Lo Rapas, Lo alisas, usas una de esas planchas que parecen espaciales que usan las mujeres con iones, rayos gamma, beta, y alguno que otro x! y ya! Porque tanto problema! Es solo pelo!

Bueno, de la misma manera hay que enfrentar las discapacidades, se arregla fácil! Trabajo, trabajo y más trabajo, ah sin olvidar el trabajo! Y dejar de decir “nunca va a ir a la universidad!!! ” pues como lo dije en un principio la universidad no es el éxito, es como decir que somos unos fracasados por no haber ido a la luna, cada quien tiene su propósito y cada quien tiene que cumplirlo a su manera, dejemos y alentemos a que nuestros hijos lo hagan, probablemente no van a cumplir nuestro propósito, dícese cierta carrera, ganar tal cantidad de dinero, tener cierto carro, no, dejemos que cumplan su propósito personal y eso los hará felices y exitosos.

Tomemos las mejores características y potenciémoslas al grado de la excelencia, todos absolutamente todos tenemos un propósito! Sea cual sea nuestra condición!

Cumplamos nuestro propósito como padres para que nuestros hijos igualmente lo cumplan!

Pd: no tengo nada en contra del pelo chino, de hecho yo no tengo pelo jajaja

Muchas gracias!! Espero que sigan leyendo este blog, Alicia le mete muchas ganas!
Muchas gracias por la invitación Coco! (así le digo a Alicia, no, no se llama Alicia Socorro jajjaa) … a ver si me vuelves a invitar!