¿Educación especial o Educación regular?

Alicia LlanasMi Diario

Hoy fui a inscribir a Elías a terapia de lenguaje, primero el doctor de ahí me hizo muchas preguntas, sobre el embarazo, sobre el nacimiento, sobre nuestra familia etc. Algo que me dijo y me gusto fue lo siguiente : “Yo le recomiendo que si usted ve que en la escuela ‘regular’ que lo relegan, que no le ponen la atención que requiere, y además el niño no tiene avance, opte por la educación especial, pero, si usted ve que la escuela lo apoya, y el niño avanza bien, continue. Pero al final sigue siendo su decisión, sólo se lo comento para que sepa que tiene opciones

Hace un año nos preguntaron que si queríamos que Elías siguiera escolarizado en educación especial o regular? (Elias estaba en el CAM escolarizado en educacion especial) Después de mucho pensarlo, decidimos irnos por la educación regular, y que recibiera simplemente apoyo escolar. A los 3 años y medio, pensamos que tenía una buena edad para empezar en prescolar, y comenzamos a buscar apoyo escolar.

Así fue como fuimos a dar al Centro Down, donde al ver a Elías ellos estuvieron de acuerdo en que entrara a apoyo escolar, la directora me dijo ‘Señora, veo a Elías muy bien, lo que él necesita es que se le estimule más y nosotros podemos hacerlo

Pasar de 15 hrs aprox en educación especial a la semana, a 4 hrs de apoyo escolar, me dió miedo, tengo que confesar que en un principio pensé que había cometido un error, pero con el tiempo me dí cuenta que el cambio le había hecho bien, y ahora con sus evaluaciones finales veo lo mucho que progresó en un año.

Estudios demuestran que los estudiantes con necesidades especiales que
estan integrados adecuadamente tienen beneficios sociales, academicos y de conducta Además de que los compañeros sin necesidades especiales también son beneficiados.

“Los estudiantes con necesidades especiales que van a clases regulares les
va mejor academicamente y socialmente que los estudiantes en clases de educación
especial” (Kartsen et al., 2001

Nosotros como familia, sabíamos que los primeros año de vida de Elías eran importantes. No entre a trabajar, no hemos tenido otro hijo, porque queremos dedicarle este tiempo a Elías. Pero sobretodo la actitud es importante, es como dije en este post, no nos predispongamos a que nuestros hijos con Sindrome Down no podrán hacer cosas, como papás no basta sólo con amar a nuestros hijos debemos de creer en que ellos puede más y ponernos en acción.

Nosotros creemos en Elías y en mi opinión eso hace la diferencia.